La linea del muerto

Una situación moderna para algunos en el trabajo es que hay  palabras que usamos que están en inglés y como su traducción al español no es tan precisa como en el idioma original las decimos como nos sale. Entonces generamos un spanglish con tecnicismos que siempre que estemos con gente que maneje este pseudo idioma está todo bien, pero resulta incómodo comunicarse con una persona ajena sin quedar como un pavo.

Estoy seguro que hay personas que pueden estar de acuerdo conmigo al respecto. Esta jerga está llena de palabras como: startup, entrepreneur, meeting, call, calendar, mail, speakers y ciento de palabras más. Que tranquilamente podría ser reemplazada por: Emprendimiento, emprendedor, reunión, llamada, calendario, correo, orador. Y las decimos en inglés por la costumbre y quizás que por la vagancia de nuestro cerebro para usar una palabra menos frecuente.

Lo que me resulta interesante son aquellas palabras que tienen un significado en el idioma original, pero que en su traducción no se refleja con precisión el concepto.

Por ejemplo, la palabra DEADLINE.

Mientras que algunas traducciones de esta palabra la ponen como PLAZO, el significado no se puede reproducir en una sola palabra en español, sino que éste sería: FECHA LÍMITE, o FIN DE PLAZO.  El plazo es el tiempo que transcurre durante la ocurrencia de algún evento o tarea, y la fecha límite en la que esa ocurrencia debería llegar a su fin, es el Deadline.

Hoy es el deadline que yo definí para escribir este artículo, por eso tengo que terminarlo antes que termine el día.

Y entonces, ¿Cuál es el problema? Ninguno. Pero veamos si le podemos dar un uso más literal a la palabra. Primero piensen en que DEAD=Muerto LINE= Línea. Guarden la idea.

Otro tema:

¿Porqué procrastinamos?

Procrastinar es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables.

Por ejemplo, yo quise escribir esta nota el lunes. Organicé mi día de actividades para que en algún momento pueda sentarme solamente frente al teclado para escribir. Como mi agenda se llenó de otras cosas, simplemente encontré excusas justificadas de tareas irrelevantes que llenaron el día y se hizo la hora de cenar. La tarea pasó para el martes, misma historia. Luego para el miércoles, jueves, viernes. Y estoy el sábado escribiendo una nota justo antes del deadline que me definí.

La procrastinación está muy bien acompañada con la Ley de Parkinson que afirma que “el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine”.

¿Se acuerdan del deadline?

¿Les suena “dejar todo para último momento”? Cuando tenemos que hacer una tarea, entregar un trabajo, estudiar para un examen, preparar una presentación, casi siempre ese trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible que tenemos para hacerlo. Teniendo dos meses o dos semanas para hacer algo, siempre lo vamos a terminar antes de la fecha límite.

Algunos casos los niveles de producción y rendimiento parecen mágicos, porque durante dos semanas no hiciste nada y a último momento, justo antes de la fecha límite hiciste hasta lo imposible para terminar y entregar a tiempo.

Es la fecha límite lo que hace que nosotros hagamos algo. Tenemos un plazo que cumplir y si caemos en la procrastinación de extender esa tarea, va a ser al final donde realmente vamos a hacer lo imposible para hacerlo.

Entonces, podemos decir que es gracias a que tenemos algunos deadlines, que realmente activamos y hacemos que suceda. Por eso, hay tareas que se cumplen y proyectos que se completan. Dentro del ámbito laboral es así cómo trabajas, empezando y terminando proyectos.

También procrastinamos lo importante por lo urgente, porque en lo urgente el deadline está demasiado pronto o puede que ya pasó. Lo importante a lo mejor queda relegado y en el olvido.

Entonces, ahora surge otra pregunta más filosófica:

¿Qué pasa con las cosas importantes de la vida que no tienen una fecha límite?

Formar una familia, empezar una relación, crear tu propio proyecto, renunciar a lo que no te hace feliz, terminar la relación que te hace daño. Cumplir tus sueños.

A lo mejor en español podemos encontrar el significado literal para todas aquellas cosas que no tienen una fecha límite.

¿Se acuerdan de la primer idea?

El DEADLINE. ¿Es la Linea del Muerto?

El trabajo se extenderá el tiempo que tengamos disponible para que se termine. ¿Será la fecha límite ese día que alguien escriba nuestro nombre en una pizarra y nosotros no nos levantemos a saludar a quienes visitan?

¿Cuántos serán los sueños que postergaremos hasta la última línea?

MEMENTO MORI

Deep Work by Cal Newport

My notes of the new book of Cal Newport. He is a writer and a professor of computer science at Georgetown University.

Deep work is the ability to focus without distraction on a cognitively demanding task. It’s a skill that allows you to quickly master complicated information and produce better results in less time. Deep work will make you better at what you do and provide the sense of true fulfillment that comes from craftsmanship.

Captura de pantalla 2016-03-01 a las 9.38.25 a.m..png

Deep Work: Professional activities performed in a state of distraction-free concentration that push your cognitive capabilities to their limit. These efforts create new value, improve your skill, and are hard to replicate.

Shallow Work: Noncognitively demanding, logistical-style tasks, often performed while distracted. These efforts tend to not create much new value in the world and are easy to replicate.

The Deep Work Hypothesis: The ability to perform deep work is becoming increasingly rare at exactly the same time it is becoming increasingly valuable in our economy. As a consequence, the few who cultivate this skill, and then make it the core of their working life, will thrive.

Two core abilities for thriving in the New Economy: And the two depend on your ability to perform Deep Work.

1- The ability to quickly master hard things: To learn requires intense concentration. Deliberate Practice requires focused attention: (a) your attention is focused tightly on a specific skill you’re trying to improve or an idea you’re trying to master, (b) you receive feedback so you can correct your approach to keep your attention exactly where it’s most productive.

2- The ability to produce at an elite level, in terms of both quality and speed: Law of Productivity: High-Quality Work Produced= (Time Spent) x (Intensity of Focus). To produce at your peek level you need to work for extended periods with full concentration on a single task free from distraction.

The principle of least resistance: In a business setting, without clear feedback on the impact of various behaviors to the bottom line, we will tend toward behaviors that are easiest in the moment.

Busyness as Proxy for Productivity: In the absence of clear indicators of what it means to be productive and valuable in their jobs, many knowledge workers turn back toward an industrial indicator of productivity: doing lots of stuff in a visible manner.

Depth will become increasingly rare and therefore increasingly valuable. The myopia of your peers and employers uncovers a great personal advantage for you to systematically develop your personal ability to go deep – and by doing so, reap great rewards.

Rules

1 – Work Deeply:

Decide on your philosophy on depth, Ritualize (where and how long, how you’ll work one you started, how you’ll support your work), Execute (Focus on the wildly important, Act on lead measures, Keep a compelling scoreboard, Create a cadence of accountability), Be lazy with the non important and shutdown regularly.

2 – Embrace Boredom

Allow creative moment to happen. People who multitask all the time can’t filter out irrelevancy, they’re can’t manage a working memory, they’re chronically distracted. They initiate much larger parts of the brain that are irrelevant to the task at hand. Your ability to concentrate is only as strong as your commitment to train it.

3 – Quit Social Media

The any-benefit approach to network tool selection: you’re justified in using a network tool if you can identify any possible benefit to its use, or anything you might possibly miss out on if you don´t use it. The problem is that this ignores all the negatives that come along with the tools in question. Some glimpse of potential benefit as justification for unrestrained use of a tool.

The craftsman approach to tool selection: identify the core factors that determine success and happiness in your professional and personal life. Adopt a tool only if its positive impacts on these factors substantially outweigh its negative impacts.

4 – Drain the Shallows

Schedule every minute, even moments for uncertainties. Quantify the depth of every activity. Keep a shallow budget. Have a fixed-schedule productivity. Become hard to reach.