Liderazgo: algunas cualidades

La clave del liderazgo se sitúa en la inteligencia emocional, teniendo ésta más importancia sobre la inteligencia cognitiva o las capacidades técnicas. A su vez, este concepto desarrollado por Goleman, se suma al perfil de los líderes de la actualidad que tienden a sostener un estilo mas participativo.

La inteligencia emocional comprende dos tipos de competencias: las personales y las sociales.

Dentro de las personales, también hay que diferenciar entre las intrapersonales, como el autoconocimiento y el autocontrol, de otras que son las que cada persona tiene con el contexto: sentido de responsabilidad, adaptabilidad, orientación al logro, optimismo e iniciativa. Todas estas cualidades de la persona, conjuntamente con otras como pueden ser la apertura mental, respeto por la diversidad, predisposición para el aprendizaje, capacidad para tomar decisiones, etc, pueden llamarse como “fuerzas vitales” y conforman gran parte del perfil de cada uno, que luego se aplicará a en el trabajo.

Una cualidad importante es poseer un pensamiento positivo. Líderes que puedan brindar una mirada optimista frente a escenarios  turbulentos y ambiguos . Líderes con una autoestima conservada (elevada?), para poder sostener y sostenerse. Además debe generar acciones en el otro y para ello debe sumar miradas positivas. Para ello va a ser necesario una muy buena capacidad de Comunicación, como la capacidad de escucha activa, de diálogo, de poder entender la idea del otro, aceptar lo diferente, de poder hacerse preguntas; además de la comunicación como herramienta fundamental para coordinar acciones efectivas.

Por otro lado, algunas competencias sociales se identifican, en mayor o menor grado, con un estilo que puede ser participativo: la empatía, el desarrollo de los demás, la gestión del cambio, el establecer vínculos y el trabajo en equipo.

Y también hay otras cualidades que distan de un perfil participativo, pero son relevantes cuando se habla de liderazgo, como son la habilidad para manejar determinadas tácticas de influencia y de negociación.

Resumiendo, los atributos que hacen a un líder, además de las competencias sociales y la inclinación hacia la participación, son o pueden ser: su conocimiento del negocio y capacidad técnica, sus valores y creencias, su inteligencia cognitiva o capacidad intelectual, sus competencias intrapersonales, sus fuerzas vitales, mirada positiva, comunicación y ciertas habilidades para ejercer influencia y negociar.

El liderazgo consiste en la influencia sobre otras personas para que se encaminen en el logro de objetivos comunes. Algunos agregan a la definición que los influidos deben serlo “voluntariamente”, para resaltar o aclarar la condición de que los objetivos sean “comunes”.

Esto alimenta la propuesta en favor de la participación. Sin embargo, la influencia inherente al liderazgo no depende solamente de las acciones comunicativas que el líder ejerza para convencer a sus liderados. Muchos de los atributos indicados en el párrafo anterior de por sí generan influencia porque provocan admiración, respeto, confianza, solidaridad, etc.

Los valores y creencias dependen mucho del contexto. Por ejemplo, no es lo mismo en el campo de la política que en el académico, o en el entorno político de un país que en el de otro país.

Además, los conocimientos y la capacidad intelectual condicionan el potencial del liderazgo; en efecto, por más  grande que sea la habilidad de un líder para persuadir a los demás, posiblemente su capacidad de influencia no supere en gran medida al caudal de conocimientos que tenga.

Por último, las fuerzas vitales tienen la virtud del contagio o la emulación.

En resumen, quiero destacar que un estilo participativo favorece el liderazgo, y además hay otros atributos personales que afectan significativamente. Por ello, hay personas que ejercen un liderazgo efectivo, a pesar de que no son mayormente participativas.

Sir Ken Robinson y la Educación

Desde hace un tiempo que me interesa la educación. Me toca muy de cerca, porque estoy justamente viviendo esa experiencia en su mayor exponente que es la educación universitaria. Los contenidos, la intensidad y la exigencia en el ámbito universitario nos involucra más aún en el tema.

Me apasiona aprender, y creo que por eso suelo prestar un poco más de atención en estas preocupaciones. “Me interesa el futuro, porque es el lugar en el cual voy a pasar el resto de mi vida”, la educación es la base del desarrollo de un país, procuremos que sea buena en el nuestro.

Educamos con contenidos del siglo XIX y profesores del siglo XX a los alumnos del siglo XXI. Esto nos puede traer algunas consecuencias, y mientras no podamos iniciar la revolución del cambio y podamos mejorar a medidas que crecemos, por lo menos mantengamos nuestras cabezas bien abiertas para adaptarnos mejor.

 

Las escuelas matan la creatividad

Hay tres cosas bien certeras, la extraordinaria evidencia de la creatividad humana, la imprevisibilidad en lo que va a ocurrir ya que no tenemos ni idea de lo que se viene en el futuro y la enorme capacidad de innovación de los niños.

Todos los niños, desde su nacimiento, tienen un tremendo talento y los adultos lo derrochamos, despiadadamente. Además, tienen la capacidad que no temen a equivocarse, directamente lo intentan. Se equivocan, y lo vuelven a intentar. Esto no implica que equivocarse significa ser creativo, sino que con seguridad, si no estás preparado para cometer errores, nunca llegarás a nada original. Al crecer y convertirse en adultos, se pierde esa capacidad, y simplemente se convierten en personas temerosas a equivocarse.
La responsable de todo esto, es la educación.
Debido a la complejidad de los sistemas en los que vivimos, en la actualidad la creatividad es tan crítica como la alfabetización, y debe ser tratada con la misma importancia.
Las empresas y el sistema educativo estigmatizan los errores, alejando a la gente de sus capacidades creativas.
Por eso, hay que replantearse las prioridades en la enseñanza y repensar el sistema. Pero primero, es fundamental entender que la inteligencia no solo es académica, sino que es diversa, dinámica, distintiva.
Sir Ken Robinson, lo expone en el video más visto en la historia de TED. Los invito a que lo vean.

Revolución en el aprendizaje


Existe una crisis de recursos humanos. Mucha gente pasa toda su vida sin nigún sentido de cuales pueden ser sus talentos o siquiera si tiene alguno. Hay dos tipos de personas: unos no disfrutan de aquello que hacen y simplemente pasan sus vidas acostubrándose. Esperando que llegue el fin de semana, no reciben placer de lo que hacen sino que lo sufren en vez de disfrutarlo. Los otros, la gran minoría, aman aquello que hacen a tal punto que no se imaginan haciendo otra cosa. Lo que ellos dicen es: no es lo que hacen, es lo que ellos son realmente.
Hay muchas explicaciones posibles para que esto ocurra, y una de las causas, es la educación. Ésta es la culpable de alejar a las personas de sus talentos naturales.
A pesar que muchos países está modificando sus sistemas educativos, no es suficiente. Lo que se necesita realmente en una revolución en la educación.
Hay conceptos que deben ser repensados y uno es la linealidad en la educación. La vida no es lineal, es orgánica; por lo que la educación tiene que estar pensada de esa forma. Las comunidades humanas dependen de una diversidad de talento, no una concepción única de la capacidad. Por eso deben romperse algunos paradigmas acerca de la capacidad humana y de la inteligencia.
La pasión es lo que entusiasma nuestro espíritu y nuestra energía, hacer aquello que amas, aquello en lo que eres bueno.
El propósito de la educación no debe ser estandarizar los modelos y capacitar bajo ciertas condiciones en determinadas materias, sino que debe tratarse de crear los ambientes favorables para que cada uno pueda florecer su pasión.

Cambiando Paradigmas


Wikiversidad=Inteligencia Colectiva

En estos días, mientras preparaba una materia para rendir,  investigaba un poco por la web, me encontré con Wikiversidad, un terreno virgen de contenidos y que permanece algo latente pero con muchísimo potencial para dar. Aquí un poco de información oficial:

“La Wikiversidad es un proyecto hermano de Wikipedia cuyo objetivo es construir una plataforma educativa virtual libre y gratuita, con filosofía wiki y que forme parte de la Fundación Wikimedia. En este proyecto se elaboran materiales y recursos didácticos (que incluyen exámenes, ejercicios de prácticas, estudios de casos, etc.), y se forman grupos de estudio, a diversos niveles educativos. Los materiales creados tienen una licencia Creative Commons de tipo “Atribución-Compartir Igual” para que sean libremente redistribuibles.

A principios de 2011, la Wikiversidad en español tiene 983 artículos.”

Es en esta página se pueden encontrar segmentados todos los niveles educativos, y en el caso del nivel Universitario, se organiza como una casa de estudios en sí, separados por Facultades, y cada facultad tiene las carreras correspondientes.

Es entonces el Departamento de Ingeniería Industrial, la página que atrae mi interés, y también es dicha página la que no tiene contenidos generados. Esto tiene dos puntos de vista (me recuerda la historia conocida del marketing, en la que una marca de zapatos envía a dos personas a realizar un estudio de mercado al África), por un lado es una pena y una lástima que no haya artículos cargados en español, pero mirado con otra óptica, esta es una excelente oportunidad para generarlos.

Crear contenido, actualizar los programas de estudio, compartir los resultados de investigación, generar una red de colaboradores para que se complete el Departamento de Ingeniería Industrial, son tareas de las que se le puede sacar mucho provecho si justamente son realizadas por los mismos estudiantes de la facultad.

Lo atractivo del proyecto es que la web 2.0 nos brinda una  oportunidad de interacción única con el conocimiento, logrando lo que se llama “Inteligencia Colectiva” a través de la web, pues “los usuarios actuan de la manera que deseen, en forma tradicional y pasiva, navegando a través de los contenidos; o en forma activa, creando y aportando sus contenidos”. Como es el caso de Wikiversidad, un espacio donde todos están autorizados para generar contenido. Donde a la vez que el usuario comparte, tambien enriquece sus experiencias.

Es por eso, que invito a todos aquellos que están estudiando Ingeniería Industrial o ya son egresados y/o profesores de la carrera, a participar, ser protagonistas en el proyecto Wikiversidad y aportar a la Inteligencia Colectiva.

Mientras tanto, yo voy a seguir Aprendiendo Ingeniería Industrial aportando a Wikiversidad.